Hermandad de Ntra. Sra. de la Hermosa    

           Septiembre 2011. Fuente de Cantos

 
 

anterior

Indice

siguiente

 
 

 

Añoranzas hacia la Virgen de la Hermosa

 

Antonio Manuel Miranda Cid

________________________

 

            Este es un relato sobre la relación que me une con la Virgen de la Hermosa. Un recorrido por las vivencias, anécdotas y pensamientos con los que creo que más de uno/a se sentiría identificado, mi devoción hacia ella se remonta a mi infancia.

 

            Echo la vista atrás y aún puedo ver entre los recortes de mi niñez, el patio de aquel colegio de inmensos pasillos a la espera de que la voz de alguna monja nos incitara a entrar, mención merece la labor y la paciencia de estas mujeres. Transcurren los años y uno adquiere valores casi sin darse cuenta, valores que irrumpen por mediación de la familia, la educación recibida y el círculo de amistades de los que uno se rodea.

 

            Mi devoción por Élla no podría llegar de otra manera que de la mano de mi padre, quien me ha enseñado y del que he aprendido los valores más sólidos, a los cuales, si les soy sincero no he sacado el mayor partido. Hoy soy yo ese padre que intenta sembrar en su hijo esas mismas semillas y conocimientos que me fueron transmitiendo para que sea una persona mejor.

 

            Con estas últimas líneas antes de terminar quisiera también acordarme de dos personas que en estas fechas de patrona y al cierre de mi escrito tengo que recordar por su involucración hacia a la Virgen de una manera u otra y que se lo ha llevado Dios allá donde estén, esas dos personas son D. Francisco Gándara Vallejo que fue por mucho tiempo el que nos amenizaba con el órgano las liturgias eucarísticas y D. Antonio Gala más conocido por el maestro Gala, que hacía honor a su nombre por su dedicación a la carpintería y por su devoción a la virgen.

 

            Dar las gracias al Hermano Mayor por dejarme escribir en esta revista y a todos y cada uno de los que como a mí,  la virgen forma parte de nosotros. Un saludo y un abrazo de este que añora a su pueblo y a su virgen.